martes, julio 03, 2007

Historias para no dormir

Como en cualquier historia que se aprecie empiezo encuadrando el escenario. Tarde gris, lluviosa, en una pequeña tienda de informática, la pequeña tienda de los horrores. La humedad hace aún mas patente el calor que producen los 4 ordenadores encendidos y la pereza causa estragos.
El zumbido de ventiladores y pitidos propios de los ordenadores suelen ser la compañía habitual, hasta el punto que ya ni los oyes, pero esa tarde algo cambió. De las mas profundas entrañas del abismo se escuchó un ruido que paralizó nuestros corazones y heló nuestra sangre, por un instante no se oía otra cosa que las respiraciones entrecortadas por el miedo. Una vez hubo cesado el ruido entre risas y bromas se comentó mi posible posesión demoniaca o que mi estomago me estaba castigando por la fugaz comida que había tenido... pero internamente ambos seguíamos con miedo y volviendo a escuchar cada poco los gritos de la criatura, sonaba como el quejido de las almas atormentadas de sus víctimas.
La gente salía y entraba, y al finalizar la tarde los gritos procedentes del abismo se hacían mas fuertes y repetidos... salimos corriendo como pudimos, cuando ya pensamos que nos habíamos salvado sucede lo impensable. Como salido de cualquier mala película de terror, había que regresar por un poderoso motivo...si, se había dejado el móvil, ¡había que volver maldita sea! ¿acaso alguno de vosotros conoce algún motivo mejor por el que enfrentarse a la muerte y la desesperación?
Con el corazón en un puño volvimos a la pequeña tienda de los horrores, cada ruido hacía que volviéramos las cabezas y que cada movimiento fuera de lugar que nos sobresaltásemos, pero había que coger el móvil, ¡era cuestión de vida o muerte! Cuando entró a la trastienda a por el móvil empecé a oír gritos y golpes, como un millar de gatos ahogandose en un saco, cerré la puerta y huí, corrí como alma que lleva el diablo... no me juzguéis, era instinto de supervivencia, ¡he logrado vivir un día mas y he venido para contarlo!
Espero que su última víctima, este donde esté, no se la pueda oír entre las voces de las almas atormentadas y haya tenido un destino mucho mejor, yo por si acaso dejaré de visitar la pequeña tienda de los horrores.

Aunque parezca increíble e incoherente...esta basado en hechos reales!

3 comentarios:

Lost Girl dijo...

Pues sí que estabas inspirado... XD
Mola la historia, no imagino de dónde has sacado la idea, pero está guay XDXD

Modesto dijo...

Diox mío eso es de verdad? Pero que ha pasao ahi!!!
Chao!

vic dijo...

esta basado en hechos reales .DOY FE