domingo, julio 08, 2007

Momentos Mágicos

He pasado todo el fin de semana en la casa del pueblo (como siempre, semana si, semana no, voy para allá). Principalmente subo allí para trabajar en la casa, este fin de semana la verdad es que fué bastante duro. Había que remodelar la fachada y me pasé toda la tarde picando y desescombrando los cascotes de la fachada y haciendo masas para rebocar después, si a eso le añadimos el calor que hacía se me podría aplicar esas palabras que el Coronel Trautman decía de Rambo: "..a lo que vosotros llamáis infierno, el lo llama hogar..." Pero da igual, por mucho que trabaje allí me gusta subir, os preguntaréis que por qué, muy sencillo, porque allí disfruto de lo que llamo los Mágicos Momentos. Estos momentos son cuando todos se han ido a la cama, abro una cocacola de las de cristal, apago todas las luces de la planta baja y salgo al patio a disfrutar de la noche, la quietud, la tranquilidad... Como mucho se puede oir un coche que pasa cada X horas, el croar de las ranas o el cantar de los grillos, si, toda una escena idílica. Y allí me siento yo, a ver el tiempo pasar, concretamente ayer me pasé dos horas mirando como los murcielagos atravesaban el rayo de luz de la farola para cazar insectos bajo el cielo estrellado. Y es que en el jardín, en la intimidad que me dan los muros, andando descalzo por el cesped fresco despues de haber sido regado, bajo el cielo estrellado y con la cocacola en la mano comprendes con que poco puede ser uno feliz.

P.D.: Otro de los Mágicos Momentos es como mi PC ha vuelto a vivir el sonido sin hacerle nada... para mi que esto es cosa de duendes...

4 comentarios:

Lost Girl dijo...

Bueno, pues si a ti te gusta ir al pueblo, aunque signifique trabajo duro, es buena señal!! XD
La verdad es que tienes razón, hay muchos momentos mágicos, por su sencillez y por lo poco acostumbrados que estamos a ellos. Aunque yo personalmente soy incapaz de que me guste ir a un pueblo, y mucho menos que se me ocurra ir por mi propia voluntad (aunque lo mismo me pasa con la playa XD)
1beso!

Modesto dijo...

Que magia Diox mío XD

María Fervill dijo...

Pues yo vivo en un pueblo, y también a veces hay de esos momentos mágicos... sólo que estoy tan acostumbrada a ellos que la mayoría de las veces no me doy cuenta de que están.

Placiplóstilus dijo...

Que bueno...yo esas cocacolas me las tomaba en Segovia, en casa de mi abuela, en el jardín, mirando las lagartijas...ays...que tiempos...