martes, noviembre 20, 2007

Youtube nos devuelve nuestro pasado

Si es que Youtube tiene esa capacidad de enviarnos de vuelta al pasado, a nuestra infancia. ¿Por qué en que otro lado podríamos volver a ver este capitulo de el increible Chavo del Ocho? Esta nostalgia me ha entrado gracias a la siguiente entrada del amigo Placiplostilus.



P.d.: Perdon por no haber posteado antes, pero dadas ciertas circunstancias no he tenido muchas ganas de postear. No te preocupes Lost Girl, volveré a mi ritmo habitual.

7 comentarios:

Placiplóstilus dijo...

Gracias por la publicidad ^^


"Ya callate callate callate que me desespeeeeeeeeeeeeeeeeeeras" xD

lost girl dijo...

Jejeje, ok, dejo de preocuparme ;P
Pero no hace falta que te sientas obligado por mí! Yo lo de actualizar lo decía de broma... Cada uno que lo haga tanto como tiempo tenga o le apetezca XD.
Mola el vídeo!! La verdad es que yo no veía mucho esta serie... Así que no me trae recuerdos nostálgicos jaja!
1beso!

lost girl dijo...

PD: espero que estés bien, un abrazo de osoo desde aquí

Modesto dijo...

Me encanta el Chavo del ocho! No me perdía ni uno!!!

Lechuguita dijo...

MALDICION!!!!

te habia erscrito mi comentario y no aparecio!!!

Bueno, aqui vamos de nuevo, aunque jamas se iguale a la perfeccion del coment anterior (Ja!)

Aca siempre algun canal se adjudica los derechos para dar el Chavo, asi que estan en el aire hace como mil años... no necesito youtube para la nostalgia..

Personalmente el chiste por repeticion de ellos ya no me hace gracia, me aburro como ostra... Cuestion de gustos...

Ahhh y casi se me olvida... yo se que en algun momento posteaste un video de una peli: la de las ovejas asesinas... y no lo encuentro... me podrias mandar el link de ese posteo, plis???

Ahora si que te dejo... Saludos!!!
y por actualizar, no te preocupes... personas como yo sabes que se necesita paciencia XD

Bye!

Horus dijo...

Yo recuerdo que en el cole todo el mundo hablaba de esta serie, pero nunca me dio por verla

María Fervill dijo...

Joer pues yo me la veía toda las tardes con el bocadillo de nocilla en la mano.

Y por las mañanas me veía el chapulin colorado :)

Besitos!!