martes, mayo 22, 2007

Memorias de un adicto (III)

Lo siento... el sabado no pude más, caí. El sabado alrededor de las 6.00 o 7.00 de la tarde no pude aguantar más, bebí...bebí como un maldito animal. Como si fuera un sediento caminante del desierto que después de tres largos dias de camino llegó a un oasis, pero no a cualquiera, al oasis del que beben los dioses...donde el oro no es amarillo ni sólido. Es líquido y negro, negro como el vacio mas allá del tiempo, y en su interior contiene la burbujeante chispa de la vida...
En fin, que me vuelvo demasiado poético... lo dicho, fui débil...pero al menos no perdí la apuesta..me aseguré de no ser el primero en beber...

"El que comienza a ver, muchas veces tiene que hacerse el ciego para salvarse"
S.Jerzy Lec

5 comentarios:

Placiplóstilus dijo...

Con lo bien que te iba sin tomar Coca Cola, jajajaaaaaa

Por lo menos no perdiste la apuesta...¿Ganaste algo o solo orgullo?

tu lo sabes yo lo se dijo...

gano solo orgullo pero como se regocija el maldito bastardo!:P

Chugo dijo...

Solo fue orgullo por supuesto, se que es una tonteria...pero para mi es importante. No puedo evitarlo.

Y no me regocijo tu lo sabes, yo lo se...(nunca mejor dicho)

Lechuguita dijo...

Mira... yo tengo una compañera de la U en tu mismo estado... adicta cronica... pero con escandalo, asi que me imagino tu desesperacion...

Es cierto que has ganado tu orgullo y ademas has puesto a prueba tu willpower... demás que tienes como mil puntos!!!

Ojala me diera por apostar algo si pero con los cigarrillos... me harian un bien, pero al parecer a nadie le molesta mi habito de fumar...

Salud Chugo!!!

Modesto dijo...

Bueno... aún aguantaste ^^ Yo no duraría tanto!
Pero una vida sin una Coca-Cola no sería lo mismo, no te parece? XDD
Chao! ^^