viernes, mayo 18, 2007

Memorias de un adicto

Día 1:
Son las 0.33, llevo desde las 8.53 sin que mis labios prueben el dulce sabor del líquido elemento. Todavía no siento los temblores propios del sindrome de abstinencia, ni los sudores frios, ni la irritabilidad. Pero ya la hecho de menos...¿quien me mandaría a mi apostar a que podría aguantar sin cocacola? No tengo volver a hacer caso a las palabras :"No tienes cojones de...." o "¿A que no hay huevos de ....?" Apelar a la hombría de un hombre es una treta sucia y rastrera de conseguir las cosas.
En un principio pensaba que mi fuerza de voluntad sería suficiente para aguantar sin beber cocacola... pero antes de aceptar no había caido en las tentaciones. Esas tentaciones que vienen en forma de propaganda masiva, cuando hacen la compra mis padres la traen y esta ahi solita...gritando "echa un trago", cuando vas a un supermercado y ves la nevera y los estantes llenos de esas botellas de gloria liquida... La carne es débil, tendré que recurrir a toda mi fuerza de voluntad y demostrarme a mi mismo que puedo estar libre de cualquier dependencia.
Por cierto...se aceptan apuestas sobre cuanto tiempo voy a ser capaz de aguantar sin beber, no os preocupéis, lo primero que haré en cuanto la beba será comentarlo aqui. De momento Seguiré informando sobre los avances de mi "desintoxicación".

3 comentarios:

Placiplóstilus dijo...

Jejeje, comienza la vida sin la chispa de la vida. ¡Ánimo!

Modesto dijo...

Yo no puedo aguantar sin KAS!!!!!!! Es imposible!!
Chao ^^!

Lechuguita dijo...

Wow primera lectura y paso a una despues de que iniciaras tu cruzada... mejor sigue leyendo para ver en que va esto!