domingo, julio 29, 2007

Final Feliz

Octubre sabía, por supuesto, que el acto de pasar página, de acabar un capitulo o de cerrar un libro no acababa con el relato.
Una vez aceptó esta verdad, también tuvo que reconocer que los finales felices no eran difíciles de encontrar: "Es una simple cuestión", le explicó April, "de encontrar un lugar soleado en un jardín donde sentarse bajo una luz espléndida y sobre una hierba mullida; un lugar donde descansar, dejar de leer y sentirse contento".


-texto extraido de El Hombre que era Octubre por G.K. Chesterton / Biblioteca de los Sueños.

3 comentarios:

Placiplóstilus dijo...

EL libro sigue en nuestra cabeza una vez acabado...

Modesto dijo...

Yo al acabar de leer un libro tengo ganas de mas y mas!!!

el zerdo anteriormente conocido como el zerdo dijo...

felipe felipo un flipi si no fuera un felepe folopo seria un fulupu, comprese un ferlipez!